Reserva natural Wadi Mujib

La reserva natural Wadi Mujib, llamada así desde 2011 por la UNESCO, es la reserva natural más profunda del mundo, puesto que llega hasta los 400 metros bajo el nivel del mar, siendo también un espectacular escenario cercano al mar muerto, incluyendo cientos de especies de aves y animales como el gato caracol el cual lo ayudaron a ser una reserva natural del mundo.

Los amantes de la aventura, la naturaleza y los deportistas podrán vivir una excelente experiencia y tomar una muy buena decisión visitando la reserva natural Wadi Mujib, gracias a su ecoturismo y su nivel de aventura.

Esta gran reserva se sitúa en el cañón de Wadi Mujib, Jordania. Extendiéndose por las montañas de karak y mádaba, adentrándose por último en el mar muerto, este hermoso cañón atraviesa todo el valle, se conforma de piedra caliza de colores rosa, rojo y beige, con la peculiaridad de ser atravesado por un río, con piscinas naturales de poca profundidad y cascadas que terminan a lo largo del río con una caída espectacular.

Para disfrutar de esta reserva natural solo deberás tener ganas de divertirte, lo más recomendable para su visita es contratar un guía que conozca muy bien cada tramo de la zona y te brinde la mejor experiencia del viaje.

Vida animal en la reserva natural Wadi Mujib

En esta gran montaña viven varias especies de mamíferos, entre los que destacan podemos mencionar al damán de El cabo, el tejón euroasiático y el íbice de Nubia. En la zona con vegetación también viven diversos animales carnívoros, también podemos mencionar las numerosas aves migratorias.

Cabe destacar que dicha reserva tiene una rica biodiversidad, que en la actualidad aún sigue siendo explorada por los naturalistas. Se puede calcular que hay unas 300 especies de plantas.