La escalada también es para niños

escalada niños

La escalada, es un deporte que por sus características de ascensos fuertes, prolongados y alturas elevadas, siempre se ha visto vinculado con los adultos, sin embargo no es totalmente así, pues por combinar actividad física y contacto con la naturaleza, entre otros elementos atractivos, también es un espacio para niños. 

Este deporte de ascenso rocoso, es una actividad ideal para canalizar en el niño toda esa energía que posee, además de fortalecerlos físicamente, les ayuda a su agilidad mental, pues deben generar estrategias para procurar la cima de la montaña, reto que con toda seguridad les hará brotar la creatividad. 

Por otro lado, la escalada les enseña a los niños a manejar con precisión el control sobre sí mismos, a conocer sus capacidades y a manejarse con seguridad ante las adversidades; de igual manera, ese contacto con la naturaleza y el respirar aire puro, les ayudará de manera satisfactoria con su salud. 

Otros beneficios que aporta la escalada a los infantes

Como si se tratase de un psicólogo, la escalada ayuda al niño a conocerse un poco más, a tomar decisiones sin apresuramientos, a asegurarse de cada paso que da, a pensar en los riesgos si se equivocan; les ayuda a ser más independientes, en definitiva le ayuda a crear su propio criterio, a mejorar su autoestima y sobre todo a trabajar en equipo. 

De igual manera desde el punto de vista psicomotor, esta disciplina deportiva es sin duda un gran aliado, le ayuda a mejorar el equilibrio, contribuye a mejorar la flexibilidad, y por tanto a mejorar también su estructura ósea y músculo esquelética; es un excelente deporte para canalizar la energía así como contribuye a disminuir los nervios.

Sin embargo para lograr todo esto, el niño  necesita de un monitor, es decir un entrenador que le lleve, que sepa canalizar toda esta fuerza  interna y dependiendo de la edad del infante, emprender el ascenso controlado, a fin de que por su ímpetu no abuse y pueda sufrir alguna lesión.